28 agosto, 2014

La narración en el aula

Probablemente, la forma más poderosa de comunicación que tenemos a nuestra disposición en el aula es la narración de cuentos. Es el recurso más simple y a la vez más importante que poseemos para entretener y colaborar, para persuadir y aprender. El argumento de que Internet y las tecnologías digitales convierten en algo antiguo a la narración es sencillamente estúpido. De hecho, no existe ninguna cultura que no disponga de su propio imaginario narrativo. Porque la gente, en cualquier lugar, olvida con frecuencia fechas y datos, pero recuerda siempre las historias.

A pesar del magnetismo de la narración de cuentos, en el aula puede haber dificultades para usarla. Por ejemplo, ¿hay que realizar algún tipo de programación?, ¿es mejor valorar sólo la diversión que causen los relatos?, ¿se deben considerar las diversas estrategias narrativas?… De entrada,  aquí dejo algunas ideas:

  • Compartir las historias propias, aunque sólo sea por diversión. Es una manera de generar un buen clima en el aula.
  • Utilizar una historia como introducción a un tema. Se trata de una técnica ya conocida, pero que sigue siendo igual de eficaz.
  • Relacionar las características de la narración con determinados objetivos de aprendizaje. Por ejemplo, con las habilidades de leer y escuchar.
  • Contar historias para aumentar la participación del aula.

 

REFERENCIA: Storytelling in the Classroom as a Teaching Strategy, de Jordan Catapano.

1 comentario:

  1. Excelente artículo.
    Que bueno que se toma en cuenta este tema. Los cuentos son indispensables y de gran ayuda en el aula del colegio. Como lo menciona el artículo, es un centro de atención que provoca en los pequeños cero distracción. Recuerda un buen cuenta los atraerá mucho más que cualquier tipo de juego.

    ResponderEliminar